Sobre religión y proverbios en Cuba

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sobre religión y proverbios en Cuba

Mensaje  Chichereku el Jue Sep 25, 2008 7:32 pm

MUNDELE QUIERE BUNDANGA: sobre religión y proverbios en Cuba.

Habita el refrán un descubrir lentamente, sin secuestrar el asombro.

José Lezama Lima. "El hombre de Lydia Cabrera"

El interés por la temática de los refranes o proverbios se ha vinculado en nosotros a los estudios de la fraseología, es decir lingüísticos. Sin embargo, en la medida en que nos adentramos en el mundo de la oralidad y la cultura popular tradicional, la preocupación por el tema cobra una nueva dimensión. Pero apenas estamos comenzando a transitar por estos terrenos, fecundados por importantes nombres de los estudios culturales cubanos. No obstante, si revisáramos la traducción del proverbio congo, extraído del habla palera cubana, que da título a este artículo: Mundele quiere decir bundanga, leeríamos: El blanco quiere conocer lo misterioso. Y para nosotros lo misterioso, lo no conocido aún profundamente, son las relaciones entre las religiones (de origen africano y cristiana) y los refranes o proverbios en Cuba. Partiendo de la premisa lucumí (en yoruba) de que Beberíkí sina (El que no sabe pregunta), este breve artículo pretende aclararnos), al menos algo, del misterio.

La sabiduría humana acumulada, comúnmente se manifiesta a través de procedimientos sentenciosos que guardan el conocimiento tradicional. Con frecuencia se muestra mediante fórmulas de expresión llamadas paremias, que implican una selección y ordenamiento de pares polares. Es este el caso de los refranes.

Numerosos investigadores apuntan que los países de ascendencia española atesoran una de las más profusas muestras de refranes del mundo occidental, ya que estos pueblos son el resultado de una profunda mezcla de culturas; evidencia de ello constituye "el ajiaco" cultural cubano.

Investigaciones han demostrado que en Cuba los refranes son muy empleados en todos los estratos sociales, tanto en zonas urbanas como rurales. Por otra parte, se evidencia que los proverbios aquí usados nos llegaron con los españoles, los africanos subsaharanos o son creaciones y recreaciones cubanas. Lógicamente, la herencia española resulta la más extensa.

Los refranes españoles no poseen una función religiosa. No obstante, en ellos con frecuencia puede advertirse la impronta de la religiosidad católica, que el pueblo durante siglos ha utilizado para elaborar sus propias sentencias. Gran cantidad de estos refranes manifiestan total vigencia en Cuba. Podemos observar que resulta común en ellos la mención de las palabras Dios y diablo, así como la alusión, a veces "irrespetuosa", a entes e instituciones religiosas. Entre los refranes de este tipo que los cubanos hemos hecho nuestros podemos mencionar como ejemplos:

• Al que Dios se lo dio San Pedro se lo bendiga.

• Al que madruga Dios lo ayuda.
• Dios le da barba al que no tiene guija.

• Al que Dios no le da hijos el diablo le da sobrinos

• El hábito no hace a monje

• De buenas intenciones está empedrado el camino del infierno

• Más sabe el diablo por viejo que por diablo

• Para lo que me queda en el convento me cago dentro

• El que tiene padrino se bautiza

Con los españoles nos llegaron también frases y proverbios bíblicos como por ejemplo: No solo de pan vive el hombre, Ojo por ojo y diente por diente y Más fácil entra en un camello por el ojo de una aguja que un rico por la puerta del cielo.

Aunque algunos de esos proverbios han pasado al español coloquial de Cuba, su ámbito es, esencialmente, el religioso. La siguiente expresión de Femando Ortiz se refiere específicamente a los vocablos, pero bien podríamos aplicarla también a los refranes: La idea religiosa, el acto cultural, les sirve a los vocablos de base de sustentación, sin el misioneísmo de aquella también se habrían perdido. Por otra parte, la preservación de las lenguas africanas y sus refranes para el uso del culto solo se logró a través de la tradición oral y del registro en las llamadas libretas.

La morfología de estos proverbios está dada muchas veces por un enunciado con una cesura en dos secuencias parecidas que se hacen eco, el cual viene dado por un juego de repetición de letras o sílabas, lo que aporta ritmo interno. El paralelismo, la simetría o la oposición, la aliteración y la duplicación iterativa caracterizan dichos refranes. En este sentido sirva como ejemplo el siguiente proverbio abakuá: Champompón champompón nanga de besoá (Lo que fue ayer no es hoy).

En su libro Oralidad y africanía en Cuba, Mirta Fernández Martínez apunta que en la mayoría de los casos se desconoce el origen exacto de los proverbios. Así el refrán Un solo palo no hace el monte aparece registrado en la bibliografía como de origen yoruba y también como de origen congo. En tal dirección la autora realiza un comentario plausible: No es de extrañar que esto suceda, porque en África la difusión de los proverbios da como resultado que uno mismo se enuncie en distintas lenguas. Sin embargo, pensamos que también hay que tener en cuenta que las linguas sacras de nuestras creencias religiosas sincréticas en realidad están formadas por varias lenguas africanas, ya que ninguna de ellas llegó a predominar como lingua franca entre los esclavos introducidos en Cuba. Este es un hecho que en gran medida dificulta definir la procedencia de determinados aportes subsaharianos

Una interesante serie de refranes propios de la secta abakuá han pasado, a veces llevados al español, a determinadas zonas del habla popular o de la carcelaria como es el caso de las expresiones:

· Solo una vez se castra el chivo (akwa embore boroki menge)

· Dios en el cielo y yo (o abakuá) en la tierra (endofia agereke abasí obón efí)

· El que fío tiene corazón nova a la guerra (chekendeke lengorisemo)

· Algo hay siempre que lavar (ayeora kuata bondiyé)

· Chivo que rompe tambor con su pellejo paga (ekue uson obonekué,

erubé embori mapá, eriero)

La Regla de Osha también es riquísima en tradiciones orales en las que se destacan los proverbios en yoruba, entre los cuales podemos citar:

Mira, oye y calla (boyuri enu sodiake)
Todo lo que sabemos se queda aquí (¡aya ¡agüé íayé ¡aa fisí)
Hay que hacer por quien hace por uno (osha towinini la ase)
A cada odun o letra por el que habla Ifá le corresponde uno o varias refranes y patakines. Cuando una persona se consulta cada letra aparece ilustrada por uno o disímiles refranes que a su vez explican o resumen la o las historias de ifá.

Estos refranes son yoruba y al llevarse al español por los esclavos muchos sufrieron algunas transformaciones e incluso perdieron partes.

Aparecen al lado del nombre de cada uno de los principales odun y de las combinaciones de ellos.

Citemos algunas letras con sus refranes:

Obbara: De la mentira nace la verdad

Ossa: Su más amigo es su peor enemigo

Ojuani Chober: Sacar agua con canasta: mal agradecimiento

Eyila Chebora: Cuando hay guerra, el soldado no duerme

Aquí el proverbio sirve para interpretar el destino de alguien, pero también es expresión de una sabiduría ancestral y por eso siempre resulta útil, a lo que también contribuye su polisemia.

Del congo o palero en Cuba tenemos refranes como:

· Todo el mundo se empareja en el cementerio

· El perro tiene cuatro patas, pero no puede coger cuatro caminos

· Perro no come perro (Caimán no come caimán)

Muchísimo más podría apuntarse sobre tan rico tema, pero teniendo presente el proverbio bíblico que reza: Naranjas de oro en diseños de plata son las palabras pronunciadas en su tiempo y el refrán popular que asegura que Quien en mucho hablar se empeña, a menudo se despeña, preferimos poner ya punto final al articulo, aunque "lo misterioso" sea ahora aún más inquietante para "mundele".
avatar
Chichereku
Admin

Cantidad de envíos : 551
Fecha de inscripción : 21/09/2008

http://briyumba.foroes.org

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.